Lore Villadangos

¡Preocupación! Científicos afirman que al derretirse el Ártico, se liberaría mercurio tóxico

Científicos afirman que al derretirse el Ártico, se liberaría mercurio tóxico, ya que lo almacena bajo la capa de hielo.

Alrededor de 32 millones de galones de mercurio tóxico, sería lo liberado con el derretimiento del Ártico.

¿Dónde está ubicado?

El Ártico es el área alrededor del Polo Norte. Incluye partes de Rusia, Estados Unidos (Alaska), Canadá, Groenlandia, Islandia, la región de Laponia, en Suecia, Noruega y Finlandia, y las islas Svalbard, así como el océano Ártico.

¿Cómo afecta el calentamiento global?

El aumento de las temperaturas, produce el derretimiento de los hielos y el Ártico ha sido una de las zonas más afectadas, por el aumento continuo de la temperatura. Se calienta dos veces más rápido que el promedio mundial.

El permafrost  (la capa de suelo congelado que cubre el 25% del hemisferio norte), podría derretirse completamente y dejar al descubierto el mercurio tóxico.  Algo perjudicial para los seres vivos.

El gran problema

Un estudio publicado en la Revista Geophisical Research Letters, se indicó que “los suelos con permafrost almacenan casi el doble de Hg (mercurio) que todos los demás suelos, el océano y la atmósfera combinados, y este Hg es vulnerable a la liberación a medida que el permafrost se derrita durante el próximo siglo”.

Ante esto, el Consejo del Ártico, lanzó una clara advertencia: hacia el año 2040 el 20% del permafrost podría derretirse completamente.

Y lo peor sería que el mercurio podría filtrarse hacia el Océano Ártico, afectando la toxicidad del los océanos y por ende, la vida.