6 grandes enemigos del deseo sexual

Rodrigo Jarpa

Uno de los motivos de consulta más frecuentes en la actualidad, tiene relación con el bajo deseo sexual en la pareja. Hay veces que es uno u otro quien lo presenta, así como muchas veces pueden ser ambos.

Esto también puede ocurrir en personas que no están en una relación de pareja estable y con independencia de su orientación sexual, sin embargo, lo que más se repite son relatos como este: “Con mi marido nos conocemos hace casi 15 años. Durante el pololeo teníamos una vida sexual súper intensa y fluida. Desde de que nos casamos y sobre todo con la llegada de los hijos, las cosas son muy distintas. Nos queremos mucho, en general nos llevamos bien, pero mis ganas de tener sexo con el son casi inexistentes…”

Lee también: 7 tips para sobrellevar una relación a distancia

Aquí hay 6 grandes enemigos del deseo sexual. El identificarlos puede ser un paso importante para enfocarse en las soluciones.

1. Alta conflictividad y una mala relación fuera de la cama

Si bien es frecuente que la baja de deseo se presente en parejas que se quieren mucho y se llevan bien, el caso contrario también ocurre. Parejas en las que predominan las discusiones, el mal manejo de los conflictos y que tienden a estar mejor cuando no están cerca, pocas veces sienten ganas de estar cerca en el ámbito sexual.

En este caso podría ser una buena idea el mejorar la relación para mejorar el sexo. (hay casos en los que la ecuación inversa también puede servir)

2. Esperar a que “me den ganas”

Si pensamos que el deseo tendría que invadirnos de forma espontánea sin hacer nada al respecto, mientras lavamos los calcetines con pelotitas o mientras vemos las noticias con pijama de polar, puede que se nos pase la vida esperando.

En general, se suele sentir este deseo “espontaneo” al comienzo de las relaciones, durante la etapa de amor pasional. Ese periodo dura hasta un máximo aproximado de treinta meses y por lo general mengua primero en las mujeres.

A medida que avanza la relación, no se suele sentir ese impulso libidinoso a priori de manera espontánea. Por lo tanto es bastante común que este deje de ser el factor motivacional principal para tener sexo con nuestra pareja. Ahora los factores relacionales y emocionales cobran mayor relevancia y puede que la motivación vaya más por la línea de querer compartir un momento de conexión, expresar y recibir afecto, intimidad y placer con el otro, mas no gatillado por una excitación espontánea e incontrolable.

deseo

Se considera absolutamente normal que hombres y mujeres—sobre todo quienes están en una relación de pareja estable— suelan tener encuentros sexuales sin la necesidad de un deseo sexual previo. Es bastante común entonces que se acepte o inicie un acercamiento erótico desde un estado de relativa neutralidad, donde el deseo sería entendido como la disposición a entrar en dicho acercamiento.

3. Efectos secundarios de antidepresivos u otros medicamentos

Puntualmente el uso de antidepresivos en Chile el altísimo. Muchos de estos tienen efectos secundarios que afectan la esfera sexual. Sin embargo, es importante que esto se evalúe con el médico tratante y en ningún caso suspender el tratamiento o remplazarlo por otro sin consultar con un especialista.

4. Cansancio

En nuestra “sociedad del cansancio” este es uno de los mayores enemigos del deseo y no solo eso. Muchas veces también es un enemigo de las relaciones de pareja, de las amistades, de hacer deporte y del bienestar en general.

5. Sexo poco placentero

Por los motivos que sean, si nuestros encuentros sexuales son poco placenteros, se disminuye la probabilidad de que busquemos repetir dicha conducta. La información, estar abiertos a nuevos aprendizajes y la comunicación asertiva pueden ser de tremenda ayuda en este punto. ¡El placer es un derecho!

deseo

6. Otros

Dentro de esto punto vemos enemigos como: Trastornos hormonales (poco frecuentes y con estudios poco concluyentes), Mal manejo de las discrepancias en el deseo y/o gustos, Ansiedad de rendimiento, Pobre imagen corporal, Creencias limitantes o disfuncionales, Disfunciones Sexuales, Causas orgánicas.

Si quieres saber más sobre el tema escucha “Cómplices, Los Dos” este jueves a las 20:00 horas.

Rodrigo Jarpa es Magíster en Psicología Clínica, Doctor en Sexualidad Humana. Fundador & Docente, Academia de Psicología & Bienestar. Miembro de la American Association of Sexuality Educators, Counselors and Therapists.

Síguelo en su cuenta de Twitter: @rodrigojarpa

¡Deja tus preguntas!

PODCAST DE LA SEMANA

Noticias relacionadas

SGFertility está comprometido en hacer realidad la esperanza de construir la familia de sus sueños

Un equipo multidisciplinario especialista en fertilidad, tecnología de vanguardia y una gran preocupación en la contención emocional, les permiten lograr resultados exitosos y ofrecer una atención integral y personalizada. SGFertility Chile es una clínica de Medicina Reproductiva, que cuenta con el respaldo de Shady Grove Fertility (SGF), uno de los centros más importantes de USA. […]

Leer más…

5 consejos para alcanzar el placer sexual

Aunque a la hora del sexo no hay reglas ni recetas, siempre hay consejos y datos que pueden ayudar. ¡Toma nota! Rompe la rutina con Yes! Sola o en compañía. Atrévete a probar cosas nuevas, como Yes!, estimulante y lubricante femenino diseñado para disfrutar aún más tu sexualidad, que contiene componentes especialmente seleccionados. También pueden […]

Leer más…

¿Cuánto se demora en sanar un corazón roto? La ciencia te explica

Cuando se termina una relación se habla de un corazón roto. Para nuestro consuelo la ciencia te explica que esta sensación tan dolorosa se puede curar, aunque cueste creerlo. Pese a que en un principio creas que ese día jamás aparecerá, el dicho «el tiempo lo cura todo» cobra más fuerza que nunca en temas del amor.  Luego […]

Leer más…

¿Problemas con tus suegros? 8 claves para sobrevivir al conflicto

La relación con los suegros puede convertirse en un campo minado por los celos, los desacuerdos y las intromisiones. Con frecuencia, la estabilidad de la pareja depende en gran medida de tu capacidad para transitar por él sin llegar a saltar por los aires. La psicóloga Yvonne K. Fulbright, conversó con el portal Yo donna, y manifestó que […]

Leer más…